Si tu ordenador corre con el sistema de Microsoft, sea su variante Windows 7, Windows 8 o Windows 8.1, últimamente, casi con total seguridad, te habrá saltado la alerta para actualizar a Windows 10 muy a menudo. Si, esa notificación que anuncia que deberías actualizar sí o sí a la última versión de Windows porque es lo mejor, lo más bonito, lo más in, lo más supercool, lo más blah, blah, blah…. no me malinterpretéis, me gusta Windows 10, me parece estable, cómodo y mucho mejor que algunos de sus predecesores. Normalmente, insto a actualizar al sistema mas actual, si el equipo lo soporta, he de reconocer que es una buena actualización. Pero, si ninguna de estas cualidades te ha convencido, quizá lo haga que, el que la actualización dejará de ser gratis el próximo 29 de julio.

Microsoft sorprendió mucho con las novedades de Windows 10, que entre otras características, al fin devolvía el Menú de Inicio a todos los usuarios. También mejoraba la estabilidad en ordenadores de todo tipo, e incluso siendo igual de rápido e incluso con mejor compatibilidad que Windows 7 en ordenadores antiguos.
En temas de seguridad también la plataforma se fortaleció y mejoró, haciéndola más robusta que en versiones anteriores, aunque, claro, Windows sigue siendo el objetivo de la mayoría de ataques informáticos.
Sin duda lo mejor de todo eso, es que Microsoft anunció a los cuatro vientos que Windows 10 sería gratuito. Pero, como todo en ésta vida, nadie da nada por nada, y como siempre, había que leer la letra pequeña.

It´s Freeeeeee!! Well, maybe… Not really

Microsoft ha anunciado que la fecha límite para que los ordenadores con versiones antiguas de Windows (7, 8 y 8.1) se actualicen a Windows 10, será el 29 de julio de 2016, algo que se puede hacer directamente desde la misma ventana que anuncia su actualización, o bien descargándolo desde la web de Windows.

A partir del 29 de julio, Windows 10 Home (la más básica) costará 135 euros y Windows 10 Pro pasará a costar 279 euros.
Desde el punto de vista económico, si tienes pensado realizar ésta actualización, es recomendable que no retrases más ésta tarea, porque el tiempo en que la licencia de Windows es gratis, se acaba.

Si quieres tener la última versión del sistema de Microsoft, pero no sabes como llevarla a cabo o tienes miedo de perder datos, o simplemente no tienes tiempo para ponerte a actualizar y configurar tu sistema, siempre puedes contar con los servicios de un profesional para realizar la tediosa labor y despreocuparte de todo.

Recuerda, que Windows 10 ya está instalado en más de 300 millones de dispositivos por el mundo, tanto ordenadores, tabletas o híbridos que usan este sistema operativo.
Es una de sus actualizaciones más rápidas de la historia, teniendo en cuenta que, por el momento, es gratis.