Aunque si bien MS Windows 7, está preparado y soporta sin problemas el uso de discos duros de estado sólido (SSD en sus siglas en inglés), es conveniente realizar algunos ajustes a la configuración del sistema para poder exprimir su potencial.
Si bien de por sí, la mera acción de de instalar un disco duro SSD traerá consigo una notable mejoría del rendimiento con Windows 7, aplicando ésta serie de tips o consejos detallados a continuación, dejarán el sistema en su óptimo estado.

Deshabilitar la desfragmentación

Al disponer de un disco duro SSD, la desfragmetación de archivos no supone ningún problema.
Windows 7, cuando detecta un disco duro SSD, por regla general deshabilita la desfragmentación automáticamente por defecto, pero no estaría de más asegurarnos.

Para ello accedemos al apartado “Servicios” desde
“Inicio > Panel de Control > Herramientas Administrativas > Administración de equipos > Servicios y Aplicaciones”

Dentro de “Servicios”, buscamos el servicio correspondiente a Desfragmentar el equipo y procedemos a deshabilitarlo haciendo clic con el botón derecho > Propiedades.

Servicio Desfragmentación

Deshabilitar el indexado de archivos

Con las tasas de lectura / escritura que posee un disco duro SSD, la indexación deja de ser realmente útil, ya que el mismo disco proporciona velocidad suficiente para ello sin ningún tipo de ayuda.

Deshabilitaremos la indexación de archivos acudiendo al Administrador de equipos y a la misma ruta como en el paso anterior.

En éste caso buscaremos el servicio “Windows Search” y procederemos a deshabillitarlo.

Windows Search

Deshabilitar la función PreFetch

La función PreFetch es la encargada de realizar una precarga de las aplicaciones abiertas en memoria RAM.
Con los discos duros SSD las velocidades de carga no requieren la precarga en RAM, por lo que deshabilitaremos esta función para mejorar el rendimiento.

Ejecutamos el editor de registros “regedit” desde “Inicio > ejecutar”, en el pulsamos:

Editor de registros de Windows

Buscaremos la siguiente ruta:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\Session Manager\Memory Management\PrefetchParameters

Modificaremos los valores de las claves “EnablePrefetcher” y “EnableSuperfetch” de 3 a 0

Prefetch en el editor de registro

Quitar el archivo de paginación

Como los discos duros SSD son suficientemente rápidos, ya no será necesario usar archivo de paginación, ganando espacio en disco (que dicho sea de paso, con las capacidades actuales, en torno a 250GB, no está nada mal ahorrarnos unos cuantos GB).

Procederemos a deshabilitar el archivo de paginación desde: “Panel de Control > Sistema > Configuración avanzada del sistema > Rendimiento > Configuración > Opciones avanzadas > Memoria Virtual”

Archivo de paginación

Desmarcamos la casilla “Administración automática” y seleccionamos la opción “Sin archivo de paginación” entre las opciones disponibles.

Habilitar la instrucción TRIM

La instrucción TRIM evita operaciones de escritura no necesarias. Sin embargo, solamente debemos de activar esta instrucción si nuestro disco duro SSD es compatible con ella, aunque hoy por hoy, ya es prácticamente un standard, es mejor revisarlo en las especificaciones de nuestro disco para cerciorarnos.

Para habilitar la instrucción, debemos abrir una consola de comando, para ello escribimos “cmd” desde “Inicio > ejecutar”

Terminal de comandos de Windows

Una vez en la consola de comandos escribiremos:

fsutil behavior set disabledeletenotify 0

Deshabilitar la hibernación

La hibernación con un disco duro SSD no tiene sentido como tal, ya que al reducirse los tiempo de apagado y encendido no notaremos casi mejoría alguna.
Procederemos a desactivarlas desde una consola de comandos, nuevamente iniciamos una desde “Inicio > ejecutar” como en el paso anterior.
En ella, para deshabilitar la hibernación, escribiremos el siguiente comando:

powercfg -h off

Luego de realizar éstos pasos, reinicia el sistema para completar las operaciones que queden pendientes.

Realizando éstos cambios conseguiremos dejar Windows 7 a pleno rendimiento para discos duros SSD, evitando procesos inútiles y ganando espacio en disco.