En ocasiones, nos damos cuenta de que la distribución de los iconos en nuestro escritorio, están, por decirlo de una manera sutil, condenadamente separados entre si, desperdiciando valioso espacio en nuestras pantallas, especialmente, si se trata de una pequeña.

En éste breve post, comentaré, como es posible cambiar el espaciado, tanto vertical, como horizontal de los íconos de nuestro escritorio.

Para ello, tenemos que hacer lo siguiente:

Paso # 1:

Hacemos click con el botón derecho sobre cualquier parte en el escritorio y seleccionamos “Personalizar”

Paso # 2:

Seleccionamos “Color de ventana”, que se encuentra como segunda opción, entre “Fondo de escritorio” y “Sonidos”

Paso # 3:

Hacemos click en “Configuración avanzadas de la apariencia…”

Paso # 4:

En la ventana que aparecerá a continuación, en el menú de selección “Elemento” seleccionaremos la opción “Espaciado entre iconos (horizontal)” para ajustar el espacio de derecha-izquierda entre los iconos, y luego “Espacio entre iconos (Vertical )” para ajustar el espacio de arriba-abajo entre los iconos.

De ésta manera, podremos recuperar un valiosos espacio en nuestras pantallas, de otra manera, desperdiciado.