Si eres uno de los que ya ha actualizado al nuevo sistema de Microsoft o, planeas hacerlo en breve, o cuando el sistema te deje, hay una serie de ajustes que deberías tener en cuenta para poder tener un poco controlado el sistema operativo de Microsoft, ya que, algunas de las configuraciones que vienen por defecto pueden poner en entredicho tu privacidad, e incluso poner en peligro datos personales.

Siguiendo éstos sencillos tips, podrás tener un poco más de control sobre lo que Microsoft sabe de tí, e incluso, atajar un posible problema de raíz.

Desactivar Sensor Wi-Fi (Wi-Fi Sense)

Una de las nuevas características que incorpora Windows 10 es la denominada Sensor Wi-Fi, y la que particularmente, me parece la que puede resultar ser la más peligrosa y contraproducente.

La función del Sensor Wi-Fi es la de poder compartir tu conexión WiFi con tus contactos, una idea que podría llegar a ser buena, si no fuera por los riesgos que entraña (como por ejemplo, que si se encuentran en la misma red WiFi que nosotros, podrían tener acceso a tus datos y archivos), y por el hecho de que venga habilitada por defecto.

Para poder desactivar o modificar la configuración del Sensor Wi-Fi, deberemos de acceder al panel de configuración de Windows 10 y una vez ahí acceder a Red e Internet”. Luego, deberemos de navegar a la sección Wi-Fi, buscar la opción “Administrar configuración de Wi-Fi” y una vez que estemos en este menú, tan solo deberemos desactivar la opción de utilizar Sensor Wi-Fi.

Sensor Wi-Fi (Wi-Fi Sense)

Desactivar el “Keylogger” de Windows 10

Otra “excelente” funcionalidad que viene activada por defecto en el nuevo sistema operativo de Microsoft. Por defecto, se enviará “información sobre cómo escribimos para ayudar a mejorar el tipeo y la escritura en el futuro”, es decir, un keylogger en toda regla. Para ello, deberemos de ir nuevamente a la Configuración de usuario, luego a Privacidad, y desde allí desactivar la siguiente opción.

Cambiar opciones de privacidad

Recuperar “Este Equipo” en Windows 10

Los humanos somos animales de costumbre, y al parecer, Microsoft no se entera de que a la mayoría de los usuarios no les gustan los cambios y quieren tener todo donde siempre lo han tenido. En Windows 10 han tenido la brillante idea de quitar el tradicional icono de “Este Equipo” (Mi PC en Windows XP) y poner en su lugar un apartado llamado “Acceso rápido” dentro del explorador de Windows.

Para recuperar el acceso tan solo hay que abrir precisamente este apartado de Acceso Rápido, buscar la pestaña llamada “Vistas” y ahí pulsar sobre Opciones. Dentro de las opciones, bajo el apartado “Abrir el explorador de archivos en…” debemos seleccionar “Mi Equipo”.

Volveremos a ver a nuestro querido “Equipo”

Retoma el control de las actualizaciones automáticas

Otro de los temas que está creando una gran controversia con la llegada de Windows 10 en su versión Home, es que las actualizaciones automáticas vienen habilitadas por defecto y no permite modificar esta configuración.

Bueno, en realidad sí es posible, y os explico cómo proceder. Hay ciertos casos en los que una actualización automática crea problemas o inestabilidad en el sistema operativo, y por ello Microsoft ha puesto a disposición de los usuarios una herramienta específica que se puede descargar desde su página web, y que nos permite ocultar y por consiguiente no instalar las actualizaciones automáticas.

Ocultar actualizaciones

También es posible desinstalar actualizaciones automáticas que ya se hayan instalado. Para ello hay que navegar hasta Configuración -> Actualización y seguridad -> Windows Update -> Opciones avanzadas -> Ver el historial de actualizaciones -> Desinstalar actualizaciones.

Desactivar actualizaciones a través de P2P

En Windows 10 las actualizaciones automáticas se producen en parte, y habilitado por defecto, a través de P2P. Esto significa que no dependemos tanto de los servidores de Microsoft, pero la parte mala es que las actualizaciones que descarguen otros usuarios también consumen nuestro propio ancho de banda. Y con ésta funcionalidad, también pueden proliferar mas ataques man in the middle” por lo cual, es conveniente deshabilitarlo.

Para poder deshabilitar ésta función, solo debemos de volver a Configuración -> Actualización y seguridad -> Windows Update -> Opciones avanzadas y entrar en la opción “Cambiar la forma en la que se entregan las actualizaciones” y desactivar la opción que se nos muestra activada.

Actualizaciones P2P

Desactivar el Centro de Actividades

La manera de desactivarlo en Windows 10 es diferente a Windows 8.1, los chicos de Redmond lo han complicado un poco en esta edición, por lo que lo explicaré paso a paso:

Accederemos al Editor de directivas de grupo local, ya sea escribiéndolo en el inicio, o ejecutando el comando gpedit.msc” (tomad nota de que éste paso habrá que hacerlo como administrador del sistema).
Una vez en el Editor, navegar en el panel de la izquierda a Configuración de usuario -> Plantillas administrativas -> Menú Inicio y barra de tareas
Una vez allí, solo nos resta seleccionar “Quitar las notificaciones y el centro de actividades”

Crea Puntos de restauración automáticamente

Aunque a éstas alturas es total y absolutamente incomprensible, en Windows 10 los puntos de restauración vienen desactivados por defecto y es necesario que el usuario los active para que funcionen.

Para ello hay que seguir éstos sencillos pasos:

  1. Acceder al menú inicio y escribir “crear punto de restauración”
  2. Cuando se abra la ventana emergente, hacer clic en “Configurar”
  3. Habilitar la opción “Activar protección de sistema”

Restaurar sistema

Con esto ya tendremos de nuevo configurados los puntos de restauración automáticos en Windows 10.

Espero que estos consejos y tips os ayuden a controlar un poco más vuestro nuevo sistema operativo Windows 10.